El futuro está hecho a mano

La diseñadora Carla Fernández ha desarrollado una dinámica donde la industria de la moda y las artes
hechas a mano en México se vuelven compatibles. La fuerza motriz de toda su estrategia consiste en re interpretar el complejo sistema de la ropa indígena mexicana, a través de la cooperación directa con los artesanos. Durante diez años ha realizado una investigación en la que catalogó cientos de diseños de prendas de vestir, incluyendo diseños mayas, aztecas y de otras tradiciones prehispánicas, algunas en peligro de desaparición.