En 2012 inició la historia de un gran proyecto, que ahora es una realidad. Prison Art es la fundación de Jorge Cueto, que ayuda a muchos hombres dentro de las penitenciarías mexicanas.

Después de pasar 11 meses en la prisión de Puente Grande, Jalisco, Jorge se dio cuenta de la complicada situación en la que viven quienes están tras las rejas. Debido a ésto, puso manos a la obra y trabajó arduamente, para ayudar y emplear a aquellos que muchos rechazan por su situación.

Ahora, el equipo creativo de Prison Art está conformado por personas que están o estuvieron en las penitenciarías mexicanas. Solamente, deben tener ganas de dibujar, para plasmar arte en piel y decorar productos de moda de la mejor calidad.

Bolsas, carteras y demás accesorios de piel son tatuados por hombres de la prisión. El proceso es el mismo que se hace sobre el cuerpo humano, por lo que los diseños son obras de arte muy originales –algunas elaboradas dentro de los muros de una penitenciaría–.

Los trabajadores usan tinta, agujas y una máquina para tatuar al momento de hacer los diseños de las piezas. Sin embargo, no es necesario que sepan usar el material desde un inicio, pues la fundación los capacita para la labor.

“Decidimos desarrollar el proyecto basado en el tatuaje, y creamos una máquina que, en lugar de tatuar el cuerpo humano, podía tatuar cuero y producir bolsas artísticas únicas”, explica Jorge.

Los interesados en la marca pueden acceder a prisonart.com.mx. Ahí, está disponible toda la información y sus colecciones.

¡Los diseños de Prison Art se encuentran a la venta en el primer piso de The Shops At Downtown!

Los creativos de Prison Art plasman su arte en bolsos, carteras y más accesorios

Isabel la Catolica núm. 30 Centro Histórico, CDMX.